Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.orientacionemprendedores.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a tus intereses. Si sigues navegando consideramos que aceptas su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.
ACEPTO
Cerrar

OrientaEmprende

Quiero el Ebool "Rompe tus barreras y Avanza"

Benefíciate de la Red Emprende
Los campos señalados con * son obligatorios
Inicio » Blog » Igualdad-Conciliación » Trangresoras del techo de cristal

Trangresoras del techo de cristal

Érase una vez en un reino no muy lejano donde las mujeres sólo eran empresarias cuando las circunstancias familiares así lo exigían, para ser partícipes de algunas sociedades, y diversificar algunos negocios.

Publicada el 05 de Septiembre de 2013
Imagen representativa de Trangresoras del techo de cristal
Pese a ser titulares, nuestra legislación impedía que ellas realizaran por sí mismas gestiones como firmar letras de cambio, o realizar contratos, como si de menores de edad se trataran, salvo que estuvieran viudas y solteras, esta incapacidad se mantuvo hasta 1981 cuando finalmente las mujeres alcanzamos en España la plenitud de capacidad jurídica y de obrar debido a la gran reforma del Derecho de familia que sucedió en ese año.
Antaño a esta fecha, existieron muy pocos caso de mujeres que pudieron desarrollar su iniciativa empresarial por sí mismas, pero una vez dado el salto la realidad actual nos cuenta que las emprendedoras en España, ha contribuido a que sea el autoempleo la opción más factible de muchas profesionales para dar el gran salto y superar esas barreras que suponen la limitación de las mujeres a empleos de calidad.

Finalmente la fecundidad vuelve a asomarse al escenario laboral como una amenaza al desarrollo profesional femenino y con la consideración que parece emanar desde este "estado", donde ahora ya parece no considerarse colectivo desfavorecido. El techo de cristal que aspirábamos romper algún día transformando con la sensibilización en igualdad de oportunidades, y la coeducación, ahora ya ni siquiera lo constituyen los puestos directivos, ahora es tener un trabajo digno, acorde con nuestra formación y experiencia, un trabajo como los que se han destruido en estos tiempos, especialmente después de la Reforma del Mercado Laboral.

Esto es la reforma:Profesionales en paro, profesionales en paro que son madres, que antes contrataban empleadas de hogar y guarderías, que ahora reducen la presencia de los niños en las guarderías por ese "paro" que rebaja ingresos y deja más tiempo en casa a la mujer. Ese mismo paro que clausura guarderías y se retroalimenta dejando otros profesionales en la misma situación.

Menos dinero, menos trabajo , menos empleadas de hogar, menos personal de guarderías. La mayoría de estos grupos afectados son mujeres. Y...¿Ya no somos colectivo desfavorecido? ¿Sólo si somos mujeres jóvenes?

En los gobernantes y sus maquiavélicas ideas ya no creo. Pero compañeras, creo en vosotras, creo en el talento innato y el genio creativo que siempre ha albergado este país para desencadenar movimientos fantásticos sobre sus crisis.

¿Queréis ejemplos? Siglo XVII, el Siglo de Oro Español, Desastre de 1898 con la pérdida de Cuba y Filipinas, Generación del 98.
Creo en el espíritu de superación del ser humano especialmente manifestado en el género femenino, capaces de hacer algo de la nada, como la mayoría de las emprendedoras y empresarias que hemos conocido en esta última década.
Creo en la igualdad de oportunidades, porque si nos unimos transformaremos esta maldita mentalidad patriarcal que nos condena al olvido del reducto doméstico donde quieren relegarnos.
Creo en la capacidad de adaptación a las circunstancias, que será el germen de la recuperación económica, y no esas "medidas" que lo único que lograrán será enviar al exilio el talento de los jóvenes.

Amigas emprendedoras y empresarias ,creo en vosotras, porque nadie os lo dice, y sois vosotras por todas vuestras circunstancias quienes tendréis que volar esa maldita cúpula del techo,donde no os deja subir nadie, ni los propios adalides de la igualdad cuando se empeñaban en imponer reuniones o jornadas a horarios en los que no ibais a acudir. Quienes elegisteis un día esta opción que todos cuestionaban. La empresa es vuestra y vuestra idea también. Lo hemos alcanzado, vamos a ser transgresoras de ese techo de cristal, que nadie ve pero que no nos deja avanzar.

El futuro es vuestro y nuestro queridas empresarias y emprendedoras, sois pioneras y transgresoras del techo de cristal.

Comentarios de los visitantes (0)

Esta entrada no contiene comentarios ¡Anímate y sé el primero en comentar!

¡Comenta esta entrada!

Formulario para comentar entradas
Validación de seguridad para comentarios
Captcha
Pruebe con otra palabra
Enviar comentario
Realice su búsqueda

OrientaEmprende

Benefíciate de la Red Emprende
Los campos señalados con * son obligatorios



Síguenos en facebook

Síguenos en Twitter

Volver arriba

Contacto

Contacto web rápido
CaptchaCambiar captcha
Los campos señalados con * son obligatorios