Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.orientacionemprendedores.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a tus intereses. Si sigues navegando consideramos que aceptas su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.
ACEPTO
Cerrar

OrientaEmprende

Quiero el Ebool "Rompe tus barreras y Avanza"

Benefíciate de la Red Emprende
Los campos señalados con * son obligatorios
Inicio » Blog » Financiación-Subvenciones » Financiación a través de Capital Riesgo

Financiación a través de Capital Riesgo

¿Tienes un proyecto y necesitas financiación? Nuestro experto en capital riesgo Arturo García Alonso nos aclara todas las dudas.

Publicada el 20 de Septiembre de 2013
Etiquetas › capital riesgo, financiación
Imagen representativa de Financiación a través de Capital Riesgo


Este artículo está escrito por nuestra nueva incorporación a Orientación Emprendedores, Arturo García Alonso: Consultor senior,  especializado en la redacción de Planes de Negocio, valoración de empresas y Capital Riesgo y autor del Libro “El ABC de la crisis” publicado por Editorial Everest. Arturo va a ser nuestro  y de ahora en adelante nuestro experto en este tema.

El capital riesgo es un instrumento de financiación a disposición de las empresas. Todos los años se cierran varios cientos de operaciones en España dirigidas a la financiación de emprendedores y empresas. Cualquier emprendedor o empresario incipiente debe conocer lo que es el capital riesgo y, si llega la ocasión, intentar obtener financiación por esta vía.
Según el Informe de la Asociación Española de Entidades de Capital Riesgo (ASCRI), en 2012 se cerraron 543 operaciones de financiación por un importe total de 2.472 millones de euros. En el momento de redacción de dicho Informe, había un total de 1.989 empresas con financiación proveniente del capital riesgo.
En España existen actualmente 97 miembros de pleno derecho de esta asociación, aunque hay un total de 188 entidades (incluyendo las anteriores 97) que tienen oficina o inversiones en España.

El Capital Riesgo es, dicho de una manera sencilla, dinero que unos inversores profesionales invierten a una empresa con el objetivo de conseguir una alta rentabilidad al cabo de unos pocos años.

El procedimiento estándar es que el empresario con necesidad de encontrar financiación redacte un Plan de Negocio y se lo envié a las empresas de capital riesgo. Éstas lo analizan a fondo. Si lo encuentran creíble y con capacidad para obtener una alta rentabilidad en el medio plazo, invierten en la compañía. Posteriormente, al cabo de cuatro, cinco, seis años deben desinvertir, momento en el cual obtienen la rentabilidad.
Los grandes números del Sector del Capital Riesgo están formados por unas pocas empresas privadas. Invierten donde creen que puede haber una alta rentabilidad. Suelen hacerlo en medianas y grandes empresas que buscan su expansión.
Sin embargo, no todo son grandes números. De manera complementaria, hay otras muchas sociedades privadas y públicas especializadas en importes relativamente pequeños que pueden recibir el nombre de incubadoras, aceleradoras, business angels, etc. Es a estas sociedades donde un emprendedor suele ir. En el Informe ASCRI del año 2102 se puede encontrar un listado de estas sociedades. Entre las sociedades públicas se debe mencionar a CDTI y Enisa que realizan su actividad a través de préstamos participativos y créditos blandos.
En los anteriores párrafos se han incluido algunos conceptos fundamentales para comprender lo que es el capital riesgo. Hemos hablado de “inversores profesionales”, “alta rentabilidad”, “Plan de Negocio”, “desinvertir”. Hagamos un recorrido por estos conceptos, aunque debemos separar los procedimientos de las sociedades de capital riesgo grandes y las pequeñas. Quizá a un emprendedor no le sean aplicables los procedimientos de las grandes sociedades de capital riesgo. Pero sí es interesante conocerlos.

PLAN DE NEGOCIO.

En este blog ya hay otros artículos sobre el Plan de Negocio. Todo lo que se diga sobre la importancia de hacer un Plan de Negocio es poco. Hay que recalcar una vez más que el mayor beneficiario es el propio empresario. Sólo por esta razón siempre es conveniente hacerlo, con independencia de que esté pensando o no en acercarse a las empresas de capital riesgo.
Redactar un Plan de Negocio fuerza a escribir de manera ordenada y cuantificar en dinero y en el tiempo las ideas que se tiene sobre la empresa, sus elementos diferenciales, qué se va a hacer para atraer a los clientes, qué está haciéndola competencia y cómo me voy a diferenciar de ella, fijación del precio, vías de comercialización, márketing, construcción de la cuenta de pérdidas y ganancias, principales inversiones, etc. Y también: hitos fundamentales de la empresa y fecha prevista para su consecución.
Todo esto lo tiene el empresario en la cabeza, por supuesto, y muy probablemente piense que lo tiene perfectamente ordenado mentalmente. Aún así, es conveniente hacer el esfuerzo de ponerlo por escrito. Esto forzará al empresario a concretar sus ideas, ponerlas en números, y fijarse plazos para los hitos.

Sea como fuere, si el objetivo es acercarse a una empresa de Capital Riesgo sea grande o pequeña, hacer un Plan de Negocio es necesario.

Es recomendable que el Plan de Negocio tenga un máximo de 20 páginas o menos (además de los anexos). Si la idea no es muy compleja, el número de páginas será inferior. La primera página un resumen ejecutivo. En esta primera página se debe incluir los conceptos y números que capten la atención del lector de tal manera que sienta el interés suficiente para continuar leyendo el Plan de Negocio. Para hacer esto, nada mejor que hablar de lo que nos diferenciará de la competencia, cuantificar los beneficios que se prevé obtener y el plazo de tiempo previsto para obtenerlos.
No estaría de más conseguir ayuda experimentada para la redacción del Plan de Negocio, y que el empresario se deje asesorar. Ambos aspectos pueden llegar a ser difíciles. Muchas veces la redacción del Plan de Negocio por un tercero termina siendo un simple dictado ordenado y con una apariencia bonita de lo que el empresario quiere poner, incluyendo el beneficio que quiere tener. Esto sirve para poco o para nada.

INVERSORES PROFESIONALES
Y tanto más “profesionales” como mayor sea el dinero solicitado. No estamos hablando de prestamistas, como los bancos. Las empresas de capital riesgo van a analizar a fondo el Plan de Negocio. Mucho más que un banco. Habrá varias reuniones sobre el Plan de Negocio, comentando cada tema y respondiendo preguntas. Si finalizan invirtiendo, y la cantidad de dinero es relativamente importante, muy probablemente querrán tomar parte en la toma de decisiones de la empresa, estando presentes en el accionariado, Consejo de Administración, etc. Igualmente, se firmará un Pacto de Accionistas en el que se exigirá contar con su visto bueno para la toma de cualquier decisión importante sobre la empresa. Además, exigirán todo tipo de previsiones, control de gastos, explicación sobre las desviaciones, etc.
En las Sociedades pequeñas estos requisitos se relajan. Algunas de estas sociedades tienen cientos de inversiones relativamente pequeñas. No es posible controlar de manera activa varios cientos de empresas de manera simultánea. Este control detallado costaría más que el dinero invertido en cada empresa. Sin embargo, sí hay que pasar información periódica de la evolución de la empresa.

ALTA RENTABILIDAD
El capital riesgo exige una rentabilidad por encima de la media. Los proyectos en los que invierte son arriesgados, y varios de ellos no llegan a buen puerto. Por esta razón, exigen sobre el papel una alta rentabilidad que compense las pérdidas en los proyectos que finalizan mal. Un negocio puede dar una rentabilidad adecuada a su empresario, pero para resultar interesante al capital riesgo debe ofrecer una rentabilidad alta. ¿De cuánto estamos hablando? No hay una respuesta única. Depende de cada sector y de la etapa en la que se encuentre la empresa analizada. Por hacer un intento de decir una media, pongamos que el 20% anual o más sobre el papel. Después, la realidad será probablemente inferior.
Además, la rentabilidad no sólo ha de ser porcentualmente alta. También ha de ser de una cuantía importante. Esto es así porque el personal en las empresas de capital riesgo se suele considerar cualificado (o sea, sus sueldos son elevados). Una empresa de capital riesgo debe dedicar su personal a proyectos de una cuantía suficientemente alta. El análisis y seguimiento continuo de las empresas en las que invierte es costoso. Una inversión solo compensará si el beneficio a obtener es alto después de cubrir el coste de seguir esa inversión durante varios años. Dicho de otra manera: el tamaño del negocio debe ser medio o grande. Por ejemplo, en muchas ocasiones no estaríamos hablando de un establecimiento abierto al público, sino de una cadena de establecimientos.
Lo anterior es tanto más válido cuanto mayor sea la Sociedad de capital riesgo. Si se consulta la página web de ASCRI, hay sociedades que sólo invierten en proyectos con una inversión mínima de 250 millones de euros, otras de 10 millones de euros. Otras de 500.000€.
No todos los emprendedores necesitan esos importes tan elevados. No todos los emprendedores quieren comenzar abriendo una cadena de establecimientos. Les basta con un primer establecimiento. Para éstos, hace falta identificar las sociedades que no tienen cuantía mínima, o que la misma sea pequeña. No en vano, del total de 543 operaciones cerradas en 2012, la mitad de ellas fue por un importe inferior a 250.000 €.
Ahondando más en los importes relativamente pequeños, que es donde un emprendedor se suele mover, a finales de 2012 había un total de 107 operadores que actuaban en este mercado de operaciones pequeñas a empresas incipientes, de los cuales 91 son fondos de capital riesgo (76 españoles: 58 privados y 18 públicos; y 15 fondos internacionales), 2 entidades nacionales cuya actividad inversora la realizan a través de préstamos participativos y créditos blandos (CDTI/ENISA), y 14 Aceleradoras y Business Angels.
Centrando el análisis en la actividad llevada a cabo por los 91 fondos de capital riesgo, en 2012 invirtieron 158 millones de euros repartidos en 348 operaciones. Los operadores más activos por número de operaciones nuevas cerradas fueron: Caixa Capital Risc, Inveready, Invercaria, Seed Capital de Bizkaia y Cabiedes & Partners.
Estos y otros datos se pueden consultar en el Informe de 2012 y el Anuario de ASCRI. Igualmente, en el Anuario muchas veces se detalla para cada sociedad su preferencia geográfica para invertir y los sectores de inversión preferente, e incluso un detalle de operaciones e importes invertidos para cada sociedad.

DESINVERSIÓN
El último momento de la relación llega con la desinversión. El objetivo del capital riesgo es obtener rentabilidad, y esto lo hace en el momento de la desinversión. Por lo tanto, el cómo y cuándo desinvertir está encima de la mesa desde la primera conversación. Esto suele hacerse a través de la venta de la participación que tiene la sociedad de capital riesgo. Debe haber compradores para tu empresa, y se debe contar con que el futuro probable es cambiar la participación de la empresa de capital riesgo en tu empresa por otros nuevos terceros.
Así pues, sea cual sea el volumen de financiación que un emprendedor o empresario necesite, previa redacción de un Plan de Negocio puede ponerse en contacto con estas sociedades y enviárselo si cumple adecuadamente con los criterios de cada sociedad. A partir de ahí, y dependiendo del volumen solicitado, se comenzará un proceso más o menos detallado de análisis e intercambio de preguntas y respuestas que terminará al cabo de varias semanas o unos pocos meses con una respuesta positiva o negativa.

Si te ha sido de utilidad este articulo o si piensas que hay alguíen que le pueda venir bien esta información, no dudes en compartirlo, pongamos en manos del emprendedor todos los recursos de financiación para su proyecto.















Publicado por Orientación Emprendedores León

Comentarios de los visitantes (0)

Esta entrada no contiene comentarios ¡Anímate y sé el primero en comentar!

¡Comenta esta entrada!

Formulario para comentar entradas
Validación de seguridad para comentarios
Captcha
Pruebe con otra palabra
Enviar comentario
Realice su búsqueda

OrientaEmprende

Benefíciate de la Red Emprende
Los campos señalados con * son obligatorios



Síguenos en facebook

Síguenos en Twitter

Volver arriba

Contacto

Contacto web rápido
CaptchaCambiar captcha
Los campos señalados con * son obligatorios