Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.orientacionemprendedores.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a tus intereses. Si sigues navegando consideramos que aceptas su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.
ACEPTO
Cerrar

OrientaEmprende

Quiero el Ebool "Rompe tus barreras y Avanza"

Benefíciate de la Red Emprende
Los campos señalados con * son obligatorios
Inicio » Blog » Recursos Emprendimiento » ¿Debo siempre darme de alta como autónomo para facturar?

¿Debo siempre darme de alta como autónomo para facturar?

El objetivo de este post, es resolver una duda que hace poco respondimos y que muchas personas se han planteado en alguna ocasión cuando quieren realizar una actividad por cuenta propia.

Publicada el 23 de Septiembre de 2013
Etiquetas ›
Imagen representativa de ¿Debo siempre darme de alta como autónomo para facturar?
Hoy día hay mucho trabajador freelance, y también personas que no ejercen actividad habitual pero sin embargo tienen algún tipo de oficio o hobby de los que les gustaría sacar un dinero extra, sobre todo en estos tiempos en los que no viene nada mal ese dinero a la economía familiar.
Y como es habitual en Orientación Emprendedores os vamos a aclarar algunas cuestiones a este respecto. En ningún caso queremos fomentar la economía sumergida, no nos beneficia a nadie, sobre todo cuando existen formulas para poder hacer actividades sin tener que causar alta en todas partes y sin cometer fraude. Y por supuesto no queremos que nadie se de de alta sino va a obtener ingresos suficientes para poder asumir los costes de autónomos y si no va a ser su actividad principal y habitual. Aunque este ultimo caso se da más habitualmente de lo que nos gustaría.

QUE HACER SI NECESITO EMITIR FACTURAS


En el caso de Seguridad Social.

Para emitir facturas es necesario darse de alta en la Seguridad Social en el RETA como autónomo y además en Hacienda, aunque hay que tener en cuenta la situación de la persona que vaya ha emitir esa factura. Pero en el caso de el alta en el régimen de autónomos si se tiene en cuenta el Artículo 1 del Capítulo I de la Ley 20/2007 de 11 de Julio, se tienen que dar de alta en:
"Las personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena."

También será de aplicación esta Ley a los trabajos, realizados de forma habitual, por familiares de las personas definidas en el párrafo anterior que no tengan la condición de trabajadores por cuenta ajena, conforme a lo establecido en el artículo 1.3.e) del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo.

Con esto podemos ver como, no se incumple la normativa de seguridad social emitiendo facturas por trabajos eventuales (un par de veces al año) o por colaboraciones profesionales puntuales, y que además generen remuneraciones pequeñas. Si por ejemplo trabajas como informático en una empresa, y alguien que conoces te pide que le hagas la instalación en su tienda, probablemente no haga falta pagar la cotización de autónomo, y menos si ya cotizas como empleado. Pero si esa persona de la tienda te pide que le hagas el mantenimiento todos los meses, entonces el trabajo deja de ser eventual y es muy probable que te tengas que dar de alta en la seguridad social como autónomo.

En el caso de Hacienda.


El caso de hacienda es otro cantar, para emitir facturas si es imprescindible darse de alta, ya que tenemos la obligación de declarar los ingresos y el IVA (si nuestra actividad no estuviera exenta) ante la AETA, ya que no hacerlo si sería una infracción. Para esto sólo hace falta registrarnos en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) en el epígrafe que más se adapte a nuestra actividad mediante el modelo 037 y emitir facturas sin IVA o con IVA según cada caso y reteniendo el IRPF.

Para saber si la actividad supone nuestro medio de vida, actualmente se utiliza el indicador público de renta de efectos múltiples IPREM, antes se tomaba el Salario Mínimo Interprofesional, el cual se establece para 2013 en la cuantía anual de 7.455,14 euros.

Elegir tu epígrafe IAE.

Elegir el epígrafe del IAE no es tema baladí ya que esta elección tiene implicaciones fiscales como son:

  • El tipo de IVA aplicable a la actividad (4,5%, 10%, 21% o exención).
  • Las actividades profesionales deben aplicar en sus facturas una retención del IRPF del 21%. Es opcional reducirlo al 9% en los tres primeros años de funcionamiento. En actividades agrícolas, ganaderas y forestales es el 2%.
  • Algunas de las actividades de comercio minorista están obligadas al recargo de equivalencia del IVA.

¿Con IVA o sin IVA?

No por ser un trabajo eventual se está exento de declarar el IVA, ¡ojo! con esto. Sólo están exentos de declarar el IVA aquellas personas que facturen por una actividad que sí está exenta de IVA.

El Artículo 4 habla del Hecho Imponible, la situación que determina la obligación de cobrar y de pagar IVA:

“Estarán sujetas al impuesto las entregas de bienes y prestaciones de servicios realizadas en el ámbito espacial del impuesto por empresarios o profesionales a título oneroso, con carácter habitual u ocasional, en el desarrollo de su actividad empresarial o profesional, incluso si se efectúan en favor de los propios socios, asociados, miembros o partícipes de las entidades que las realicen.”


Además, en el Artículo 5. se define el Concepto de empresario o profesional.

“se reputarán empresarios o profesionales:

Las personas o entidades que realicen las actividades empresariales o profesionales definidas en el apartado siguiente de este artículo. No obstante, no tendrán la consideración de empresarios o profesionales quienes realicen exclusivamente entregas de bienes o prestaciones de servicios a título gratuito, sin perjuicio de lo establecido en la letra siguiente.
Las sociedades mercantiles, salvo prueba en contrario.
Quienes realicen una o varias entregas de bienes o prestaciones de servicios que supongan la explotación de un bien corporal o incorporal con el fin de obtener ingresos continuados en el tiempo. En particular, tendrán dicha consideración los arrendadores de bienes.”

Se aplican exenciones a las siguientes actividades:

  • Exenciones en operaciones médicas y sanitarias.
  • Exenciones relativas a actividades educativas.
  • Exenciones sociales, culturales, deportivas.
  • Exenciones en operaciones de seguro y financieras.
  • Exenciones inmobiliarias.
  • Exenciones técnicas.
  • Otras exenciones.

Así todo podéis revisar el último Manual practico sobre IVA editado en 2012 por la Agencia Tributaria.

En conclusión, queridos emprendedores, vemos como hay vías para poder hacer actividades eventuales, ser legales y ganar ese dinero extra que tanta falta hace. También para aquellos/as que ya trabajéis por cuenta ajena, pero tengáis un hobby como por ejemplo restaurar muebles y os surja la oportunidad de hacer algún trabajo de vez en cuando, ya sabéis que podéis hacerlo legalmente sin tener que hacer mil papeleos y perder todo lo ganado. Esperamos que este post os saque de dudas y si surgen dudas nuevas ya sabéis que aquí estamos para resolverlas.

Si os ha parecido interesante este post os agradecemos que lo compartáis.

Comentarios de los visitantes (0)

Esta entrada no contiene comentarios ¡Anímate y sé el primero en comentar!

¡Comenta esta entrada!

Formulario para comentar entradas
Validación de seguridad para comentarios
Captcha
Pruebe con otra palabra
Enviar comentario
Realice su búsqueda

OrientaEmprende

Benefíciate de la Red Emprende
Los campos señalados con * son obligatorios



Síguenos en facebook

Síguenos en Twitter

Volver arriba

Contacto

Contacto web rápido
CaptchaCambiar captcha
Los campos señalados con * son obligatorios