Utilizamos cookies y no lo escondemos
www.orientacionemprendedores.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a tus intereses. Si sigues navegando consideramos que aceptas su uso.
Por favor, revisa nuestra Política de Cookies para comprobar que estás de acuerdo con ella.
ACEPTO
Cerrar

OrientaEmprende

Quiero el Ebool "Rompe tus barreras y Avanza"

Benefíciate de la Red Emprende
Los campos señalados con * son obligatorios
Inicio » Blog » Migraciones » Consejos para establecernos en España con una nueva empresa

Consejos para establecernos en España con una nueva empresa

Si quieres retornar a España y emprender una actividad aquí, no olvides seguir estos pasos para que tu regreso no se llene de obstáculos.

Publicada el 05 de Septiembre de 2013
Categoría › Migraciones
Etiquetas ›
Imagen representativa de Consejos para establecernos en España con una nueva empresa
Si anteriormente en nuestro post "Emprender desde el extranjero I", nos acercábamos a los/as españoles/as que residen fuera de España que regresan con una idea de emprender y de todas las consideraciones previas que hay que realizar antes de volver para quedarnos, con esta nueva entrada vamos a hacer hincapié en todos los aspectos que tenemos que tener en cuenta cuando estemos aquí precisamente porque “regresamos “ a un país diferente y hay que ser conscientes que “muchas buenas ideas” que allí triunfan, aquí no.
A veces este tema también es extrapolable a leoneses/as que se trasladan desde otras ciudades Españolas y que vuelven a León.


Ciudadanos/as extranjeros/as que desean emprender (no sólo invertir) en España.


Ciudadanos/as de nacionalidad española que forman parte de 2ªs y 3ªs generaciones de emigrantes españoles, que regresan para instalarse con un negocio propio en la patria de sus antepasados, que de hecho son considerados por nuestra normativa vigente como emigrantes retornados aunque posean otra nacionalidad además de la española.

Consejos para tu regreso

Debes tomarte un tiempo (ni mucho ni demasiado poco) para acostumbrarte a residir en esta tierra, mientras mejor superes esta etapa, mejor vas a adaptarte a la nueva realidad.
“Don´t put all your eggs in the same basket”. (¿a que sí lo entiendes?).
 El Viejo refrán de la abuela tiene sentido: “No pongas todos los huevos en la misma cesta”, nunca te embarques de un modo en el que no midas el riesgo que asumes, endéudate lo mínimo, reserva recursos para el día a día. El tiempo ya te dará la oportunidad de crecer, ampliar el negocio, ir a más.

La idea no lo es todo. Toda idea puede fracasar, en un proyecto de negocio la idea sí es importante, pero más importante que la propia idea es la motivación de de quien emprende, sus ganas de emprender, constancia en el trabajo, el saber hacer o saber formarse. Existen multitud de fracasos faraónicos que fueron en su inicio maravillosas ideas.

No todo lo que aquí no existe va a tener hueco de mercado. A menudo en la cabeza del/ la emprendedor/a se dibuja una idea de negocio maravilloso “a modo de algo que existe” en el sitio donde ahora resides que “no hay en León”. Resulta una buena alternativa “importar ideas”, pero teniendo en cuenta que unas veces funcionan y funcionan bien, si embargo otras más, son fracasos estrepitosos. Toda idea importada debe realizar su adaptación al mercado local. La mayoría de las multinacionales con productos de éxito antes de llevar un nuevo producto a un mercado, realizan su estudio de mercado. No todo gusta en todos los sitios, no existen las mismas necesidades ni preferencias, hay que presentar el producto o servicio al gusto local.

No desprecies al público que desconoce tu idea de negocio. Un ejercicio previo necesario, consiste en ser consciente de que tu público todavía no sabe que existes. Es necesario difundir la actividad y tomarse un tiempo para ello, fundamental a veces crear la necesidad, ofrecer el producto, promocionarlo, dejar que funcione el “boca a boca” en todas las modalidades actuales.

Despacio se va lejos, a menudo asistimos a decisiones que los /las emprendedores/as toman de manera apresurada, unas veces apabullados por la sensación de desempleo, otras porque ven disponible un local que consideran óptimo para su negocio. Nuestro consejo es no apresurarse demasiado y respetar los tiempos o momentos que tú, tus circunstancias personales o tu negocio van a marcarte. Es más importante hacer las cosas respetando los tiempos necesarios, al ritmo que podamos ir trabajando todos los cambios que “agitarnos “ por oportunidades, que siempre ponemos en duda si realmente lo son.

Trámites previos a realizar

  1. Empadronamiento. Tal vez para muchos una cuestión obvia, pero resulta imprescindible recordar que una vez vayas a instalarte en España, debes acudir a tu ayuntamiento para realizar los trámites necesarios para empadronarte (ser vecino de) a ti y a todas las personas de tu familia que acuden contigo.
  2. Oficina de Extranjeros. Una necesidad habitual es resolver la situación de documentación de tu cónyuge, pareja, familia etc. Acude a la Oficina de Extranjeros para solucionar las cuestiones relativas a la residencia de los no españoles.
  3. Tarjeta Sanitaria. Una vez hayas dado los pasos anteriores acude a tu centro de salud.
  4. Acude a la oficina de empleo. Para poder inscribirte como demandante de empleo en España, es previo a poder solicitar cualquier tipo de Prestación o Subsidio a los que pudieras tener derecho.
  5. Solicitud de la Prestación por Desempleo (contributiva). Acudiendo a la oficina de empleo de prestaciones de tu residencia. Recuerda que podrás acceder a la prestación si existen cotizaciones en España o el extranjero previas conforme a la normativa vigente en el momento. 
  6. Subsidio de Emigrantes Retornados (no contributivo). Debes consultarlo en todo caso, aunque deben darse los siguientes requisitos para su concesión:
Requisitos:
  1. Permanecer inscrito como demandante de empleo durante un período mínimo de un mes.
  2. No tener derecho a prestación contributiva por desempleo.
  3. No existir rentas de cualquier tipo superiores al 75% del salario mínimo interprofesional (481,05€/mes para 2012).
  4. Haber trabajado como mínimo 12 meses en los últimos seis años desde tu última salida de España, en países no pertenecientes al Espacio Económico Europeo, o con los que no exista convenio sobre protección por desempleo.
  5. Suscribir un compromiso de actividad.
CUANTÍA: 426 €/Mes 2012 (80% del IPREM).
DURACIÓN:6 meses prorrogables hasta un máximo de 18.

Una vez que ya hayas realizado los trámites correspondientes es el momento de comenzar a estudiar y valorar tu proyecto de empresa puedes consultar nuestros post existentes en la sección de “Emprendedores”.

Más información: Servicio público de empleo(SEPE)

Comentarios de los visitantes (0)

Esta entrada no contiene comentarios ¡Anímate y sé el primero en comentar!

¡Comenta esta entrada!

Formulario para comentar entradas
Validación de seguridad para comentarios
Captcha
Pruebe con otra palabra
Enviar comentario
Realice su búsqueda

OrientaEmprende

Benefíciate de la Red Emprende
Los campos señalados con * son obligatorios



Síguenos en facebook

Síguenos en Twitter

Volver arriba

Contacto

Contacto web rápido
CaptchaCambiar captcha
Los campos señalados con * son obligatorios